1°- Para mí, estamos ante una obra maestra.

2°- Una película que transpira cultura nipona desde su interior: mitología, fantasía, religión, magia…

3°- Es difícil no apreciar la exquisitez del guión; centrado en contar una historia de madurez superando los fantasmas internos poniéndolos tal cual, como entes y deidades. Una oda a la cultura japonesa difícil de probar sin notar el viaje que vamos a hacer desde que le damos al botón de reproducir…

4°- Lo brillante de este guión es que no da personalidad a Chihiro, si no que, son los personajes los que continuamente nos corrigen los prejuicios que hacemos de ella.

5°- Si dijera que me quedo con la banda sonora, no haría justicia al grabado, ni al guión, ni al elenco, ni al ritmo… Así que me quedo con la fotografía del conjunto, y, por supuesto, con la dualidad bien-mal que encarnan las brujas, siendo la misma moneda.

6°- No me atrevo a objetarle nada al maestro Miyazaki ni a sus pupilos de Studio Ghibli.

Para ver la plantilla de comentarios haz clic aquí