1º- Tiene un nueve. El fallito final le roba la gloria, aún así muy buena.

2º- La Iglesia, esa bendita institución que manda a misioneros sacar del pecado a los infieles. La iglesia, esa maldita organización que manda a fanáticos robarle el futuro a las personas.

3º- Acompañados en todo momento por Karamakate, tanto en pasado como en presente, se nos cuenta la historia de un viaje. Éste es el pretexto para hablar de colonización, de saber, de tradición, de justicia.

4º- Resulta estimulante no ver a la gente actuar, no tener que hacer un ejercicio extra de imaginación. Pon a los protagonistas con las cámaras y déjalos que hablen.

5º- Los coloración elegida. Acostumbrados al hiperrealismo y la nitidez de los colores, hablar en blanco y negro, es antiguo, pero también mágico.

6º- El final. Es una maravillosa película, que cuando quiere ser explícita, se equivoca. No había ninguna necesidad ver un simulador de drogas.

Para ver la plantilla de comentarios haz clic aquí