1º- No, no puedo aprobarla, tres.

2º- ¿Queréis ver la sociedad capitalista con un filtro de rosa chicle? “¡Pero, hombre si es una happy comedy, brindemos por la family y por los friends!” Pues, amigo snob, no funciona.

3º- Vale, esto es más fácil de criticar. ¿Conocéis el “mito de la caverna”? La moraleja es que es bueno salir de ella y descubrir lo que hay más allá. Aquí no. Aquí salimos para darnos cuenta que, en verdad, se estaba calentito. ¿Tu nombre? Lady B… digo Christine, ya no soy una radical, volví al redil. Patético.

4º- Los personajes, como buenos cristianos, son buenistas e hipócritas. Lo que da lugar a un “pero sí, pero no” con el que tan identificados se sienten los antes mentados. No soy su público.

5º- La naturalidad con la que transcurre el paso del tiempo, no sólo es funcional, también muy fluida.

6º- La inverosimilitud de las situaciones consigue sacarte de la trama: la pérdida de la virginidad, el hermano bastardo, el entrenador arengando a los actores…

Para ver la plantilla de comentarios haz clic aquí
Anuncios